4.6.12

látex

hay que convidar
instinto carroñero que devora
lo que queda de mí
los huesos exhaustos de tanto perdonar

coger es como ceder a veces
y acabar haberse sometido por completo
los músculos ya calmándose
cosechando la serenidad
las místicas palabras que emitiré
serán putas, muy putas
no podrán decorar peor
el haberte tenido adentro
el saber que en las gotas que caen estás vos también
que nado y me sumerjo bajo la alfombra de los pájaros

y me toco, por pura filantropía
me toco
y me siento
porque todo se ha potenciado
se ha multiplicado
se ha bifurcado
mis pechos lo saben
y me siento
y me busco
me sostengo
arañando las sábanas
y gimiéndoles
como de costumbre
y me toco
me toco
me acabo
acabo y te acabo


ahí yace mi cuerpo sin vida
al lado del tuyo
que ya empezó a buscarme de nuevo.

1 comentario:

mrcos dijo...

a esto me refiero cuando te digo que leas a H Miller